La privacidad es necesaria para una sociedad abierta en la era electrónica. La privacidad no es secreto. Un asunto privado es algo que no quieres que todo el mundo sepa y un secreto es algo que no quieres que nadie sepa. La privacidad es el poder de revelarte selectivamente al mundo.” Manifiesto Cryptopunk

Para empezar a hablar de ellos es importante saber que hasta 1970, la criptografía fue usada de manera secreta por agencias de espionaje y militares. Cuando el gobierno de Estados Unidos publicó el estándar de encriptado de datos, se abrió una nueva ventana en el uso de esta tecnología. En ella incursionaron tres personajes importantes: David Lee Chaum, Whitfield Diffie y Martin Hellman. David Lee Chaum es un criptógrafo e informático que ha tenido innumerables colaboraciones en el campo. Fundó la Asociación Internacional para la investigación criptológica; Digicash, empresa dedicada a la creación de dinero electrónico y varios equipos de investigación especializados en el tema. A su vez, en 1981 propusó una red anónima de comunicación llamada mix networks, que consistía en que una persona mandaba un mensaje encriptado a un servidor, éste leía y determinaba quién era el destinatario y mandaba el mensaje a otro servidor para ser entregado. Whitfield Diffie, junto con Martin Hellman, son los precursores de la distribución de llaves criptográficas públicas para poder intercambiar datos y mensajes de manera anónima. En 1980, el Doctor Chaum escribió acerca de dinero digital anónimo y sistemas de seudónimos, ideas que con el paso del tiempo se consolidarían como un movimiento que inspiraría el nacimiento de los Cryptopunks, fundado por Eric Hughes, Timothy May y John Gilmore en 1992. Al mismo tiempo, se formó el mailing list de los cryptopunks, donde se publicó el manifiesto cryptopunk.

Hellman and Whitfield

Desde entonces, este grupo ha realizado numerosas aportaciones a la criptología, creando navegadores anónimos como Tor, organizaciones como WikiLeaks y algoritmos como Hashcash. Estos dieron pie a nuevas herramientas e ideas que involucran el cifrado punto a punto para mantener la privacidad el usuario de internet en cualquier actividad que desarrolle, ejemplo de ello son las Bitcoins, creadas por Satoshi Nakamoto con el fin de realizar transacciones monetarias en internet de manera segura y privada y sin necesidad de un banco. Sin embargo, no todo ha sido tan fácil pues en 1990 se desataron las criptoguerras por que el gobierno quería evitar que se propagara los sistemas efectivos de encriptado, pero esto no detuvo a la gente que comparte las ideas del grupo para seguir trabajando. La ideología de los criptopunks está orientada a la protección de internet como medio de comunicación abierto y sin restricciones que permite que todos los usuarios puedan expresarse libremente, sin control de los grupos sociales más fuertes del mundo. Para ello recurren a la criptografía, con el fin de evitar que nuestra información y datos personales caigan en manos de quien no corresponde y abusen de ella. Algunos periodistas como Julián Assange los consideran un “personaje indiscutiblemente político” dado el corte activista que poseen. Julián Assange. (noviembre 2013). Criptopunks. La libertad y el futuro de internet. Revista Austral, 24, 151-156. A pesar de que aún existen puntos vulnerables dentro de estos sistemas de anonimato en internet, los cryptopunks siguen trabajando y desarrollando nueva tecnología y algoritmos para poder brindarle al usuario de internet toda la seguridad que necesita.