10 Puntos de la Ley FinTech
  • La revolución de las tecnologías financieras está transformando el mundo y los países emergentes como México no son ajenos a ellas.

    En los últimos meses la SHCP ha venido trabajando con expertos de los sectores bancarios y de tecnología sobre la mejor manera de lanzar una reforma al marco jurídico que regula el sector financiero, especialmente en materia tecnológica. La llamada Ley FinTech buscará regular un sector casi desconocido en México, pero con un panorama prometedor.

    De acuerdo con materiales de la Universidad de Wharton, FinTech o las tecnologías aplicadas al sector financiero, es la industria económica compuesta por compañías que usan la tecnología para hacer sistemas financieros más eficientes y menos costosos

     

    Estos son los 10 puntos que debería de considerar

Una regulación con visión de futuro que potencialice el sector FinTech en México deberá de ir en el siguiente sentido:

1. Debe incluir las consultas por parte de los encargados de la redacción de la ley a diferentes jugadores de la industria. Hasta ahora ha habido diferentes acercamientos que han resultado en el mejor entendimiento del sector y las tecnologías. Además, se requiere aumentar la base mínima de conocimiento del funcionamiento de estas tecnologías para poder conocer e interpretar esta Ley.

2. Debe definir con precisión qué se quiere regular. Por ejemplo, el bitcoin (activo digital y sistema de pagos respaldado por blockchain) se podría legislar como divisa, criptomoneda o activo. Esto tendría profundas consecuencias en el tratamiento fiscal, que podrían ser la diferencia entre la supervivencia o no del sector.

3. Debe asegurarse que el Banco de México entienda y garantice que los beneficios del FinTech fluyan a los usuarios en mayor medida que a los bancos, y que apoye la modernización de las regulaciones existentes.

4. Debe establecer las reglas del juego (legales, fiscales, propiedad intelectual, transferencia tecnológica, canales, tecnológicos, entre otros) para el esquema de coopetition (cooperación-competencia) que tendrán que tener los bancos actuales (quienes tienen a los clientes) y los emprendimientos (quienes tienen la innovación).

5. Debe establecer las prioridades y su orden jerárquico, tales como la inclusión financiera, innovación, recaudación tributaria, mejora de eficiencia, beneficio a usuarios, creación de valor, monetización de activos, entre otras.

6. Debe dar pasos sólidos para ampliar el mercado de servicios financieros y permitir mayor competencia e innovación en el sector, de forma que se conecte en mejor forma a los proveedores de los mejores productos con clientes desatendidos.

7. Debe poner tanta atención en la mejora del contacto con clientes y experiencia de usuario –sectores altamente desarrollados- que en el espacio de PyMEs –sector extensamente desatendido-, especialmente en las áreas de procesamiento de pagos y préstamos.

8. Debe facilitar el intercambio de experiencias con países que cuentan hubs de innovación en FinTechSegún el Ranking de EY, destacan los polos de Londres, Inglaterra; Nueva York y San Francisco, EUA; Berlín, Alemania; Sídney, Australia; Hong-Kong y Singapur (países homónimos, respectivamente).

9. Debe establecer un rango a la baja de las tasas de interés por transacciones, debido a que México es la joya de la corona por los intereses que cobran ciertos bancos internacionales, pero principalmente porque la aplicación de la tecnología disminuirá los costos de las transacciones.

10. Debe armonizar el resto de las leyes que regulan las autoridades bancarias, financieras y antilavado de dinero existentes, competentes en la materia, para que vean a FinTech como una ventaja y no como una amenaza. Se trata de innovación responsable, sin que los diferentes actores abandonen sus principios de garantía de legalidad y regulación.